contacto
 
   
 

Nací en Madrid el 13 de enero de 1979 y soy Licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Pontificia Comillas - ICADE (2002). A mis 27 años conseguí publicar, de la mano de la Editorial Montena, mi primera novela: Elliot Tomclyde. Como podréis comprender, guardaré especial cariño a este libro siempre.

Mi caso es, en resumidas cuentas, el de un chico normal y corriente que un buen día toma la iniciativa de ponerse a escribir una novela y termina publicando con éxito en uno de los mayores grupos editoriales de nuestro país como es Random House Mondadori. Con Elliot Tomclyde me abría camino en el mundo literario mientras que los siguientes volúmenes de la saga fueron publicándose en los años sucesivos, consolidándome como escritor.

Con cinco novelas de Elliot a mis espaldas, en 2010 toca un cambio de aires y viajaré a un nuevo mundo fantástico con Crónicas de la Atlántida. Aunque se han escrito incontables novelas sobre el continente perdido del cual habló Platón, ésta será la primera que vaya enfocada al público juvenil.

También relacionado con el mundo literario, aunque no se trate precisamente de escribir, es mi labor como conferenciante. En septiembre de 2008, tuve la oportunidad de dar la conferencia inaugural de las “Jornadas de Biblioteca escolar y fomento lector”, en Almussafes (Valencia). Asimismo, he visitado numerosos colegios en España, impartiendo charlas que ayuden a fomentar la lectura y descubrir a ese escritor que muchos llevŠis dentro.

Finalmente, os diré algo sobre mis gustos. Evidentemente, la lectura no puede faltar entre ellos. Me decanto por novelas de aventuras, ciencia-ficción, misterio, fantasía... No tengo un tipo de libro modelo. El cine también está entre mis actividades preferidas. Al igual que en la lectura, me gusta ver películas de un género similar. De vez en cuando practico algún que otro deporte, como el pádel y el tenis, aunque también disfruto mucho con el fútbol y el baloncesto. Y, para terminar, una actividad tranquila y relajante como la astronomía. ¡Qué pena que en la ciudad apenas se pueda disfrutar de las estrellas!.

Sigueme en: Blogger  
Diseño Web: InternacionalWeb